Hierbas para un cuidado integral

Tu cuerpo necesita de un cuidado holístico en todo momento; sin embargo, en esta época del año es particularmente importante escucharlo y conocerlo. Varios acontecimientos importantes se juntan haciendo que nuestros sistemas parezcan desbalanceados. Qué mejor que regresarles el equilibrio con los regalos de la naturaleza.


Las plantas medicinales y nuestros sistemas respiratorio, nervioso y digestivo


Sistema Respiratorio

Uno de los cuidados más necesarios durante el invierno es el del sistema respiratorio. Es importante mantenernos fuertes y protegidos del frío, y la planta perfecta para hacerlo es el gordolobo. 


En la Edad Media se creía que el gordolobo tenía atributos mágicos por sus propiedades curativas. Hoy en día es conocido por su acción en el sistema respiratorio y sus afecciones: sus flores blancas, que parecen siempre secas, están indicadas en todo tipo de enfermedades respiratorias debido a que tonifica bronquios y pulmones. 


Sistema Nervioso

Nuestro sistema nervioso es un tema que no podemos dejar pasar. La salud mental es tan importante que la Madre Tierra nos brinda un sinfín de plantas con beneficios y efectos directos sobre el Sistema Nervioso Central (SNC). Entre muchas otras, están por ejemplo la rosa blanca, la lavanda y, aunque no tan conocida, el tulsi.


La rosa blanca es una flor que además de ser hermosa, armoniza la mente, calma los sentidos y mejora el estado de ánimo. La lavanda es una planta medicinal mayormente usada para los nervios: sus propiedades ansiolíticas y relajantes la hacen perfecta para lidiar con el estrés, que se ve reforzado por sus cualidades aromáticas. El tulsi, por su parte, es un gran adaptógeno: es una planta capaz de reaccionar y lidiar con el estrés, y nos ayuda a hacer lo mismo. Es dulce a varios niveles, deliciosa y contenedora.


Sistema digestivo

No podemos dejar de lado que este mes se caracteriza por la riquísima comida: ponche de frutas, tamales, pavo, lomo, guarniciones, ensalada de manzana y un largo etcétera. Aunque delicioso, es importante tener en cuenta que nuestro cuerpo necesita desintoxicarse y reestructurarse. ¿Por qué no hacerlo con la ayuda que proviene de la tierra?


Lo mejor es usar remedios naturales como el cedrón, el poleo y el pericón. Son flores anisadas con propiedades digestivas: antiinflamatorias, antiespasmódicas, carminativas y desparasitantes. En general promueven el buen funcionamiento del estómago y los intestinos.


Queremos hacer una mención especial a la ortiga, una planta excelente para el detox por su alto contenido en fibra y su capacidad de combatir el estreñimiento y aliviar el tráfico intestinal. Sus beneficios también se extienden a otros órganos como riñones, hígado y vesícula.


¿Cómo preparar una infusión de manera correcta?


Las plantas suaves y aromáticas como las que hemos mencionado son increíbles para infusionar. Hacer tés nos ayuda a aliviar de manera práctica los malestares; es una forma rápida y sencilla de extraer la medicina de las plantas y transportarla a nuestro cuerpo.


Lo primero es poner a hervir el agua (recomendamos tomar 500 ml. para aliviar los malestares) a fuego alto. Una vez en su punto de ebullición, hay que apagar el fuego, agregar 8 gramos de planta seca -o 12 gramos si la planta es fresca- y dejar reposar de 3 a 5 minutos.


Cuando esté concentrado, debemos colar y pasar a una taza. Recomendamos agregar miel, un gran antibiótico natural, para endulzar siempre y cuando el té esté tibio. Las enzimas de la miel cambian y pueden llegar a ser tóxicas con temperaturas altas.


Encuentra de regalo alguna de estas flores para infusionar en la compra de $1,500. ¡Prepara remedios rápidos, sencillos y eficaces para estas fechas!

Mira nuestro Recetario Decembrino AQUÍ y no te olvides de escribirnos a nuestras redes sociales si tienes dudas.

You have successfully subscribed!
This email has been registered