¿Conoces los beneficios de la miel de abeja?

¿Conoces los beneficios de la miel de abeja?

La miel de abeja es una forma en la que la naturaleza nos demuestra su amor. Es increíble cómo las pequeñas abejas pueden crear un producto con tantos beneficios. Cuenta con vitaminas, aminoácidos, antioxidantes, minerales y enzimas que cuidan de nuestra salud de manera increíble. 

Específicamente tiene algo que a los niños les encanta… su sabor. Alimentar a tus pequeños con esto les va a brindar muchos beneficios a su salud. ¿Quieres conocer todo en lo que te ayuda? Vamos de una vez porque son varios:

  • Ayuda a darle movimiento a tu metabolismo, los síntomas del estreñimiento y la sensación de pesadez.
  • Uno de sus beneficios más conocidos es aliviar los resfriados. Es un remedio natural que ayuda con la tos y calma el dolor de garganta. El único tema es que NO es recomendable usar en niños menores de un año ya que puede ocasionar botulismo. 
  • ¿Alguna vez te han dicho del colesterol malo y del bueno? Bueno, pues la miel reduce el colesterol malo. Además, ayuda a mejorar el control glucémico, aumenta las defensas gracias a sus antioxidantes y controla los lípidos sanguíneos.
  • También cuenta con propiedades curativas. Tiene muchas propiedades antibacterianas y curativas por lo que ayuda a cicatrizar heridas, raspones, quemaduras menores y acné. 
  • Gracias a sus antioxidantes, la miel ayuda a que el flujo de sangre sea mejor y evita la formación de coágulos. 

Algo increíble de la miel es que puedes brindar a tu familia todos estos beneficios con solo incluirla de manera módica en la dieta y aplicarla a los pequeños cuando se corten o rasguñen… quizá lo hará más divertido.

Miel relajante, el remedio perfecto para tus pequeños

Después de un día lleno de energía es importante descansar para recuperar las fuerzas. La miel, en combinación con otros ingredientes, puede ayudar a que nuestros pequeños se relajen y descansen de manera sin igual. 

Para preparar este increíble remedio solo necesitamos tres ingredientes: miel multifloral, flores de lavanda y vainas de vainilla. En un frasco transparente hay que poner lavanda y trocitos de vaina de vainilla. La mezcla debe cubrir ⅓ del espacio total. En los ⅔ restantes hay que vaciar la miel multifloral. 

Después hay que tapar el frasco con una tela porosa y asegurar con liga. Se deja reposar 8 días, se tapa, y se deja reposar 20 días más. Después del ciclo lunar estará lista para consumir.

Otro remedio que puede ayudar a tus hijos, aunque en otras circunstancias, es el jarabe. ¡Su ingrediente principal es la miel! Si te gustaría probarlo da clic AQUÍ.