¡Conoce nuestras nuevas rutinas!

A la hora de hablar de rutinas de skincare hay miles de posibilidades. No obstante a ello, consideramos que hay dos básicas que toda persona interesada en empezar a cuidar de su piel necesita: la de día y la de noche.

Rutina día

Pensada sobre todo en proteger tu piel de los agentes externos que aceleran el envejecimiento celular, esta rutina contiene cuatro productos perfectos para iniciar el día: jabón detox, suero contorno de ojos, crema regeneradora y protector solar.

Estos productos están enfocados, como ya dijimos, en evitar que los rayos UVB y UVA y otros factores que causan estrés oxidativo, como los radicales libres, catalicen el proceso de las células. Por ello, sus ingredientes principales están llenos de antioxidantes y agentes hidratantes que mantienen la epidermis con los niveles de agua necesarios para su funcionamiento.

De esta rutina queremos resaltar sobre todo dos productos: la crema de ácido hialurónico y el protector solar. En conjunto, este es un gran combo para mantener la cara firme y luminosa. La crema retiene la humedad en la piel, mientras que el protector, recientemente reformulado, fomenta que la piel recupere la capacidad de protegerse a sí misma. 

Rutina noche

Creamos esta rutina con productos llenos de nutrientes. Es bien sabido que el proceso de regeneración celular ocurre mientras dormimos, por lo que la noche es un gran momento para absorber ingredientes renovadores.

El óleo básico y la mascarilla son los ejemplos perfectos: están llenos de aceites prensados en frío que, por su naturaleza, contienen aminoácidos y proteínas que al penetrar todas las capas de la piel humectan desde dentro. 

No podemos no mencionar las increíbles bondades del suero de vitamina C en esta rutina. Este producto tenía que estar aquí no sólo porque es exclusivamente nocturno, sino porque corregir las manchas es una de las búsquedas más recurrentes entre nuestros clientes. El ácido ascórbico actúa como despigmentante y actúa como regulador de melanina. Además, actúa directamente en la síntesis del colágeno, lo que deriva en la regulación de grasa. ¡Es una joyita!

Lo mejor es que en ambas rutinas viene una gua-sha de madera de regalo que está hecha con madera reciclada del sureste mexicano. Este es un gran plus, porque con un masaje facial puedes tonificar la cara y mantener su firmeza original. Recomendamos hacer masaje dos veces al día; en la mañana después de la crema y en la noche acompañado del óleo. Los movimientos son de abajo hacia arriba y de adentro hacia afuera.

No olvides que el envío es totalmente gratis. ¡Aprovéchalo dando clic AQUÍ!
You have successfully subscribed!
This email has been registered