Combate los mosquitos de forma segura y natural

Combate los mosquitos de forma segura y natural

El verano y la lluvia se acercan y traerán consigo a uno de los animales más molestos de esta época: los mosquitos. Estos insectos se caracterizan por causar una terrible picazón, por lo que se ha buscado ahuyentarlos de mil maneras desde hace mucho tiempo. 

Una de las sustancias más conocidas para hacerlo es el deet, un principio activo que ha sido utilizado industrialmente desde 1957 y se ha visto envuelto en polémica por las investigaciones que han señalado su posible toxicidad para el Sistema Nervioso Central (SNC).

¿Qué es y qué hace el DEET?

La mayoría de los repelentes comerciales se caracterizan por contar con N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET) en su lista de ingredientes, este compuesto químico que según algunos artículos científicos puede ser dañino para la salud porque bloquea la “enzima que se encarga de controlar una de las principales respuestas químicas del SNC”; es decir, porque interfiere con las neurotransmisiones. Esto puede verse en su propio mecanismo de acción: el DEET no mata a los insectos, sino que los atrofia al interferir con las neuronas y los receptores en las antenas y la boca de los mosquitos que detectan sustancias químicas. 

Por otro lado, estos repelentes siempre tienen advertencias. Por ejemplo: se recomienda no aplicarlo cerca de la cara, usarlo siempre en espacios abiertos para no respirarlo y, sobre todo, tener -mucha- precaución con el uso en bebés y niños: no se puede aplicar directamente en la piel ni cerca de los ojos, porque puede generar irritación.

Para nosotros es de suma importancia cuidar de nuestros cuerpo de forma natural y efectiva y  por eso recurrimos a la herbolaria, esta técnica maravillosa que nos presenta plantas llenas de beneficios similares y nos garantiza su funcionamiento sin comprometer la salud.

Eucalipto, repelente seguro y natural

El eucalipto es un árbol con grandes propiedades curativas. Uno de sus compuestos principales es el linalool, un terpeno que se genera de forma natural en algunas plantas -como ésta- y que puede ser utilizado como repelente debido a sus cualidades aromáticas e insecticidas.

Nuestro repelente está hecho a base de aceite esencial de eucalipto. Elegimos este aceite porque, además de que esta planta es muy eficaz contra los insectos, sus moléculas son más densas que las de otros aceites, lo que hace que el producto permanezca más tiempo en la superficie de la piel evitando que los mosquitos se acerquen.

En resumen, estas son las tres razones principales por las que te recomendamos nuestro repelente: 

  1. No es neurotóxico, por lo que puede utilizarlo toda la familia (¡incluyendo a los más pequeños!) de forma segura.
  2. Su densidad molecular es mayor y permanece en la piel más tiempo protegiéndote de los insectos.
  3. Al ser completamente natural, puedes aplicar la cantidad que quieras las veces que quieras en todas las áreas deseadas (¡sí, también en el rostro!). Además, puedes mezclarlo con otros productos -como el bloqueador- sin ningún problema.
Si quieres conocer más de nuestro repelente, haz clic AQUÍ.