La luna y sus efectos en la tierra

La luna y sus efectos en la tierra

La naturaleza está llena de ciclos. Conocerlos, entenderlos y hacer consciencia de ellos es importante porque nos permite acercarnos más a nosotros mismos en distintos niveles. 

Hay un ciclo en específico que tiene efectos increíbles en la fuerza vital de todas las plantas, lo que influye en su gran poder medicinal. Se trata del ciclo de la luna, este satélite natural lleno de energía que es capaz de mover y dirigir nuestra esencia.

¿Qué es la herbolaria lunar?

Empecemos definiendo la herbolaria, una tradición ancestral basada en el uso de las plantas para prevenir y curar enfermedades. Lo diferente o el plus con la herbolaria lunar es que los cultivos y procesos de las plantas están guiados por la luna y sus fases. 

Esto es importante porque los compuestos activos o biocompuestos que conforman la fuerza vital de las plantas se ven potencializados por la influencia que la energía lunar tiene sobre la tierra en diferentes momentos.

Para entenderlo mejor hablaremos de la savia, el fluido líquido que transportan los tejidos de las plantas, que nutre sus células, y que sufre cambios dependiendo del momento del ciclo lunar.

El ciclo lunar y su influencia sobre las plantas

La mayoría de las veces asociamos el ciclo lunar con el agua. Uno de los ejemplos más comunes al abordar este tema es el de los mares: cuando anochece, la marea sube En resumen la luna influye en las aguas y las plantas, como nosotros, están llenas de ella. Acá te contamos un poco sobre cómo afectan las fases lunares nuestros cultivos:

  • Luna nueva: la energía se concentra en la raíz. Es el momento perfecto para sembrar porque la savia está hacia abajo y ahí se mantiene. Los bulbos, rizomas y tubérculos, y en general cualquier planta que eche raíz o crezca hacia abajo, son el ejemplo perfecto para tomar en cuenta.
  • Luna creciente: la savia empieza a subir y se encuentra sobre todo en el tronco. Es el momento adecuado para podar cuando la intención es darle a  nuestras plantas un momento de revitalización y fuerza, pues fomentamos la circulación y regeneración.
  • Luna llena: la copa; es decir, la parte más alta de las plantas está llena de savia. ¡Es hora de cosechar! O, también, de sembrar plantas que concentran las propiedades medicinales en la flor, puesto que la energía se concentrará en ella y potencializará los resultados.
  • Luna menguante: la fuerza vital de la planta empieza a bajar. Es momento de podar, pero cuando la intención es poner un alto, deshacernos de lo que no sirve ni aporta energía a nuestro cultivo.

En Remedios del Bosque trabajamos con consciencia. Sembramos, podamos, cosechamos y producimos con base en la luna. Es por ello que aseguramos que nuestros productos están llenos de biocompuestos potencializados por su energía y es eso lo que los hace tan especiales.

Ahora que conoces un poco de la influencia que tiene la luna en nuestros ciclos, anímate a hacer una limpia la próxima luna creciente con nuestro smudge stick. Puedes conseguirlo AQUÍ.